sábado, 27 de junio de 2009

¿Cómo pudo fallar "la Roja"?

" I fell in love with football as I was later to fall in love with women: suddenly, inexplicably, uncritically, giving no thought to the pain or disruption it would bring with it"

Fever Pitch. Nick Hornby 1992.

Así comienza la novela de uno de los escritores ingleses más divertidos, furibundo aficionado al fútbol y a la música ( pop, por supuesto); a historias de freakies amantes de los discos de vinilo ( High Fidelity), suicidas aficionados a matarse el día de nochevieja ( En picado) o de los inmuerables peligros que tiene el ser bueno ( Como ser bueno). Fiver Pitch ("Fiebre en la gradas") que tuvo diferentes versiones cinematográficas, narra las peripecias de un aficionado del Arsenal ( el propio Hornby), cuando en el Arsenal no entrenaba Wenger ni jugaba Cesc. Es decir, un eterno aspirante a todo, que apenas conseguía nada.
Tras las hemorragias de satisfacción que nos produjo la vivencia de que podíamos tener ¡por fin¡ una selección de fútbol mítica, capaz de competir con los grandes de la historia, llegó la cruda desilusión ,una vez más, de comprobar que la gloria es efímera en el mundo del fútbol y que , cuando nos las prometíamos tan felices de mojarles las barbas a los brasileños , la última carrta de la baraja ( los americanos) nos aguaron la fiesta, aunque aún no salgan de su asombro ( como pone de manifiesto el propio New York Times en su famoso blog ( Goal).
La historia no tendría mayor importancia si no fuera porque el éxito actual de taquilla en libros de Management lleva por título "la Roja. El triunfo de un equipo" . En él se sacan interesantes enseñanzas para los gestores modernos, a partir de la revisión de la trayectoria de la Selección Española en el último europeo. "La Roja" forma parte de un nuevo género literario llamado por el Ideal (periódico local de mi ciudad) del 21 de junio, Management novelado, cuyas cimas literarias la representan obras cumbres de la literartura como " ¿Quien se ha llevado mi queso? y "Cimas y valles" de Spencer Johnson ( El Shakespaere del ramo), " El hombre que cambió su casa por un tulipán" de Trias de Bes, " La pelota no entra por azar" de Soriano, o "Soy consultor, con perdón" de Abadía , sin olvidar " El éxito en seis cafés" de Bethancourt oytra obra de referencia.
Pero, ¿se habrían escrito libros de Management comparado con nuestra selección si hubiéramos fallado como de costumbre los penalties ante Italia en cuartos de la Eurocopa? ¿ Y si los rusos nos hubieran marcado un gol tonto al principio del partido? No voy a discutir yo la calidad de una de las mejores generaciones de futbolistas españoles de la historia (auqnue de las bondades de Luis Aragonés como seleccionador soy mucho más escéptico), pero el fútbol es solo un deporte en el que la suerte juega un papel demasiado importante. Equipos con grandes problemas internos han sido campeones y a la vez, otros enormemente cohesionados han fracasado en el momento clave
Uno de los mayores retos de la investigación científica es el de conseguir la validez externa de nuestros hallazgos: podemos demostrar que es cierto lo que investigábamos en nuestro estudio ( la validez interna), con nuestra muestra, en nuestros pacientes, pero es harina de otro costal demostrar que esos hallazgos pueden ser válidos en otrso entornos, con otras poblaciones. por lo que se ve, el Management ( siempre a la vanguardia de la ciencia) ha solventado tal problema, ya que parece que las consignas de Guardiola, las filigranas de Messi y los pases de 40 metros de Xabi Alonso son extrapolables a cualquier hospital comarcal español, siempre que leamos con aplicación los textos de referencia. ¿ Seguiran sirviendo el trabajo en equipo, el liderazgo de Casillas, la inteligencia de Xabi en los próximos meses ?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada